viernes, 8 de abril de 2011

EL PROBLEMA DE LAS RELACIONES INDUSTRIALES Y LAS ORGANIZACIONES


La empresa como un entramado de relaciones, supone la existencia de un ambiente social de conflicto o empatía, de aceptación o rechazo, de solidaridad o marginalización.
Según sea la manera como se lleven estas relaciones,  así será la legitimación social, no sólo al interior de las organizaciones, sino también en las relaciones externas de la empresa.

LAS RELACIONES  INTRAEMPRESARIALES  Y  LA RESPONSABILIDAD  ETICO- LABORAL DE LAS ORGANIZACIONES
Las organizaciones industriales y empresariales, a juzgar por su presencia y efectos sobre el bienestar de la sociedad, deben asumir una responsabilidad de primer orden en lo relativo a las relaciones laborales en el marco de la eticidad, puesto que en la empresa se manifiestan y se sostienen, intereses, propósito implícitos que tienen que ver con lo organizacional, el saber, la solidaridad y la autoformación a través del trabajo colectivo en donde los implicados son todos interlocutores válidos.
Lo anterior supone la existencia de un fundamento ético-moral  en donde lo que cuenta es el desempeño armónico de las relaciones de trabajo y el reconocimiento de las organizaciones como actividades humanas y sociales en beneficio de la comunidad, mediante el mejoramiento de la competitividad y la eficiencia, antes que limitarlas a la utilidad o ganancia de un mero negocio.  En esta perspectiva, el interés fundamental de los empresarios en general no es hacer la mayor cantidad de dinero posible en el menor plazo, sino crear riqueza social, satisfaciendo las necesidades humanas con calidad a partir del trabajo colectivo.

Con base en lo anterior, podemos reconsiderar la regla de que las organizaciones bien coordinadas estimulan el rendimiento de cada individuo, en cambio las sociedades mal integradas las disminuyen.  El primer caso se basa en el mutuo apoyo y en el hecho de que cada persona  necesita cierta libertad interna, equilibrio y bienestar general para poder desarrollar completamente sus esfuerzos.  El caso negativo se origina cuando las tensiones y dificultades dentro del grupo consumen demasiada fuerza psíquica, ya que no podrán entrar en juego en el rendimiento de su trabajo.  Este tipo de clima de empresa es la consecuencia de la acción común de varios factores: la coordinación del grupo, la acción de los dirigentes y la formación de una opinión basada en información objetiva.

0 comentarios:

Publicar un comentario en la entrada

 
Copyright (c) 2010 socialscience. Design by WPThemes Expert

Themes By Buy My Themes And RegistryBooster Review.